En empresas grandes como hospitales, comercios, plazas comerciales, estacionamientos, cines y hasta en oficinas, el uso de energía eléctrica es algo indispensable.

Sin luz muchos de los aparatos no funcionan y todas las actividades se pueden caer, y en espacios tan relevantes como una sala de cirugía, el no tener luz puede ser de vida o muerte.

Afortunadamente, en el mercado hay una gran variedad de productos que pueden ayudarnos para tener luz en caso de un apagón, corte de electricidad o en momentos de desastre.

Se trata de las generadoras de luz, estos dispositivos son fabricados con el único objetivo de asegurar la distribución de corriente eléctrica. La elección dependerá de las características del edificio, la cantidad de equipos y las necesidades eléctricas.

Tipos de generadores de luz:

Mecánicos

La mayoría de las empresas utilizan este tipo de generadores de luz, porque crean una gran capacidad de energía eléctrica, además son equipos altamente sofisticados, eficientes y diversificados.

Solares

Utilizan la energía solar para transformarla en energía eléctrica, este tipo de generadores se puede utilizar para cualquier tipo de equipos o industrias.

Térmicos

Son equipos que transforman la energía térmica en eléctrica, no son ideales para edificios habitados, porque suelen eliminar vapores.